Para alcanzar el bienestar, la excelencia y el éxito en el trabajo debemos tener personas comprometidas. Comprometidas con el proyecto, con los objetivos y con las personas. ¿Qué se esconde detrás del compromiso? ¿Qué es lo que lleva a una persona a comprometerse de verdad, a sentir y vivir en esa vinculación psicológica potente que conlleva el compromiso? ¿Qué variables psicológicas están en juego en esta relación?

El ritmo de trabajo, las exigencias en los resultados, la urgencia por la productividad nos llevan a menudo a olvidar la importancia del enganche de la relación.  Detectar el grado de implicación de tu equipo es el primer paso para conocer las fortalezas de la relación y las áreas de mejora y potencial en las que trabajar. Los conocimientos se adquieren, las competencias que subyacen al vínculo de la relación también.

 

Tenemos 2 Razones para hacerlo, 2 razones como son persona y organización que deben ir de la mano hacia el objetivo común. Conectamos persona y organización porque creemos que las dos partes de la relación son igual de importantes.

En las relaciones existen cuatro niveles de interacción, alcanzando la excelencia, la satisfacción y el bienestar en el último nivel. Dependiendo del grado de cohesión, las personas pueden mostrarse:

 Invisibles.                                 

Vinculadas.

Involucradas.

Comprometidas.

Los fundamentos de la cohesión y del compromiso se trabajan por las dos partes.  2 Razones por las que hay que trabajar.

Igual que se entrenan las capacidades técnicas, de la misma manera que nos exigimos en conocimientos y aprendizajes cada vez mayores, es importante entrenar las competencias psicológicas que crearán en tu equipo la cohesión necesaria para sacar adelante cualquier proyecto en el que estar profundamente comprometido.

Con nuestros programas analizamos en qué nivel se encuentran los integrantes de tu organización. Ponemos la Psicología al servicio de tu organización implementando técnicas de comportamiento organizacional, que os llevarán a ambas partes a alcanzar los resultados deseados.